Pláticas desde la Dominica de Resurrección hasta la diez y seis después de Pentecostés

Front Cover
Imp. de Francisco Magallon, 1828
0 Reviews
Reviews aren't verified, but Google checks for and removes fake content when it's identified
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 218 - No todo el que me dice, Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése entrará en el reino de los cielos.
Page 83 - Yo pues os digo: no juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; Ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran rey.
Page 123 - Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo
Page 154 - Y él les propuso esta parábola, diciendo: 4 ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si perdiere una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va á la que se perdió, hasta que la halle?
Page 218 - ... es la ley y los profetas. 13 Entrad por la "puerta "estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva á perdición, y muchos son los que entran por ella.
Page 123 - Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo'
Page 353 - Os digo que éste descendió á su casa justificado antes que el otro; 'porque cualquiera que se ensalza, será humillado; y el que se humilla, será ensalzado.
Page 293 - Bienaventurados los ojos que ven lo que vosotros veis; 24 Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.
Page 290 - No améis al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Puesto que todo lo que hay en el mundo — la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y la jactancia de las riquezas — no viene del Padre, sino del mundo.
Page 19 - Dichas estas palabras, sopló sobre ellos, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A aquellos, cuyos pecados perdonaréis, les serán perdonados ; ya aquellos, a quienes se los retuviereis, les serán retenidos.

Bibliographic information